Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento Toldos Cortaviento

Toldos Cortaviento

Son un sistema de toldo vertical cuya lona se desplaza por unas guías laterales de aluminio en vertical, reforzado con una o dos barras de aluminio macizo para evitar que la lona se salga de dichas guías con la fuerza del aire y un terminal inferior o contrapeso de aluminio con unos cerrojillos en su interior que aseguran el toldo a los costados para que la lona quede tensa. Los toldos cortaviento funcionan, igual que cualquier otro sistema de toldo, de forma manual mediante manivela o de forma automática con motorización profesional y controles climáticos opcionales.

La función del toldo cortaviento o toldo quitavientos es obvia, restar viento a una zona. Gracias a su estructura de guías y refuerzos el cortaviento, es un toldo muy resistente. Pero en función de con qué tipo de lonas o PVC flexibles lo fabriquemos pueden obtenerse unos beneficios u otros: Si se confecciona en su totalidad con lona acrílica, el cortaviento es idóneo para proporcionar sombra y restar calor, además de aire pero sin evitar la transpiración. Si se confecciona con materiales micro perforados, como el tejido Soltis, cumple la misma función de evitar la concentración de calor pero con mayor transpiración y dejando penetra luz natural. También se puede confeccionar combinando tejidos con PVC transparente, caso práctico que vemos a menudo en las terrazas de bares y restaurantes.

Aprovechando el refuerzo de aluminio horizontal que divide la lona de los toldos cortaviento en dos tramos más o menos a la mitad del recorrido, si colocamos en la parte superior PVC flexible transparente y en la parte inferior lona acrílica tendremos un doble servicio, con el toldo totalmente bajado además de evitar aire y frio les proporcionará confort, el sol penetra por la zona transparente como por una ventana mejorando la calidez de la estancia y permitiendo ver el exterior, si se sube el toldo a la mitad nos queda extendida solo la lona acrílica que por el contrario frenará el sol proyectando sombra y la parte de abajo aumentará la corriente de aire en días de calor.

Otro recurso muy aclamado es la confección de los toldos cortaviento transparentes en su totalidad, íntegramente para restar frío y aire. Aún existen más combinaciones por lo que podemos aconsejarle la que más beneficios proporcione a su caso, sin olvidar la cantidad de posibilidades estéticas gracias a las colecciones de lonas, PVC y lacados. Los toldos cortaviento se puede instalar en porches, terrazas de bares y restaurantes, en terrazas y balcones particulares, en pérgolas de aluminio y en muchos otros casos. Un sistema muy aconsejado para zonas con bastante viento como áticos, calles desprotegidas, porches, etc