Toldos para balcones Toldos para balcones Toldos para balcones Toldos para balcones

Toldos para balcones

Para  balcones o terrazas abiertas te recomendamos el toldo stor o telón, que es un toldo vertical con fijación de su estructura generalmente a techo y soportes de brazos a barandilla, con dos posturas diferentes, muy sencillo de manejar, práctico y económico.

Los mejores toldos para balcones son los más sencillos.

Una de sus posiciones es totalmente vertical,con los brazos recogidos enganchados desde su base directamente a la barandilla, por lo que recibe el nombre de toldo stor (por su similitud con los estores enrollables) y también toldo telón.
Esta posición de los toldos para balcones totalmente en vertical es idónea para su máxima resistencia al viento y para cerrar los ángulos laterales por los que puede colarse el sol.

Su otra postura es con los brazos extendidos, quedando el toldo ligeramente en diagonal, más despegado de la barandilla (unos 40 o 50 cm, medida que tienen los brazos stor), logrando así mayor amplitud, entrada de luz y de aire.
Es uno de los productos mas económicos y sencillos del mercado, no requiere de ninguna estructura más que las pinzas o soportes que se instalan en la barandilla, suelen funcionar siempre con manivela de forma manual (no se recomienda motorizar por seguridad, ya que antes de accionar el motor siempre se deben soltar los soportes de la barandilla y se puede olvidar hacerlo). Una vez recogido, queda totalmente enrollado bajo el techo de la terraza y con los brazos plegados.

Los toldos stor o telón son ideales como toldos para balcones abiertos, en cambio no se recomiendan para dar sombra a terrazas acristaladas, ya que mientras se suben o se bajan, estos toldos están sueltos y pueden golpear los cristales si los mueve el viento.
También funcionan muy bien en el frente de las pérgolas, restando la entrada de sol bajo y protegen también ligeramente del incomodo aire.

¿Con que materiales fabricamos nuestros toldos para balcones?

Se fabrican a medida en tejidos diferentes, aunque el más utilizado es la lona acrílica.
Su estructura de aluminio se puede lacar en color a juego con la carpintería de aluminio de la casa. No oxida ni necesita volverse a pintar.

El toldo stor suele quedarse resguardado bajo el techo de la terraza, por lo que no es muy necesario añadirle cajón de protección o cofre de aluminio, pero se le puede añadir perfectamente por estética o mejora.