Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto Toldo Portada o Punto Recto

Toldo Portada o Punto Recto

El toldo portada también recibe el nombre de toldo de brazo punto recto, es el toldo más clásico y el sistema más demandado.

¿Como a evolucionado el toldo portada?

A diferencia del toldo portada antiguo su estructura moderna está fabricada en aluminio de calidad en lugar de hierro. Aluminio lacado al horno en el color que se prefiera o en el que la comunidad de propietarios quiera por normativa.

Para aumentar su resistencia al viento, y evitar posibles averías en el futuro, lleva incorporados brazos con sistema de tensión. Dependiendo de la superficie donde se instale y la medida de brazo se incorporan con tensión media o con tensión máxima. Por defecto se incorpora la tensión media, salvo en casos especiales.

El toldo portada se puede fabricar con diferentes lonas o tejidos, ya sea con lonas acrílicas, tejidos micro-perforados, lonas resinadas o lonas plastificadas.

Su accionamiento puede ser tanto manual con manivela o motorizado, manipulado desde un interruptor o un mando a distancia. La motorización resulta más confortable e indispensable en el caso de haber un obstáculo que impida llegar hasta la manivela. Como por ejemplo una reja o un mueble aparatoso.

También se puede fabricar con cofre, carcasa de aluminio que protege el tejido del toldo de las inclemencias meteorológicas. Prolongando su media de vía, mejorando la estética del producto y manteniendo más limpia la lona o tejido. Ver toldos cofre.

Nuestras recomendaciones

Este toldo permite un giro de brazos de casi 180 º por lo que proporciona diferentes posturas y usos.
Permite un espacio más ventilado con el brazo en angulo recto o aún más recogido. Por contra resta tanto entrada de luz como de aire, dando mayor inclinación a sus brazos. Lo recomendable es mantenerlo en punto recto o ligeramente más inclinado, nunca llegar a su inclinación total ya que los brazos pierden la fuerza de la tensión.

Se recomienda instalar en ventanas, en terrazas abiertas, miradores o terrazas acristaladas. En este último caso, el portada es mucho mejor que el toldo stor ya que no puede golpear la cristalera.

En locales comerciales y fachadas a pie de calle también se instala como alternativa al toldo extensible, siempre que la altura lo permita. También como toldo complementario para evitar el sol del frente de las pergolas.

En resumen versátil y muy práctico. ¿Quieres saber más? Clic AQUÍ.