Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda Toldo veranda

Toldo veranda

El toldo veranda o los toldos veranda son toldos planos horizontales de estética discreta y armoniosa, que se adaptan a cualquier estilo y decoración tanto rustica o clásica como moderna y contemporánea.

¿ Como es y como funciona el toldo veranda?

Es un toldo enrollable plano, que se desplaza a través de unas guías laterales. Generalmente de forma horizontal con o sin inclinación y en constante tensión. Gracias a su sistema interno de poleas y muelle de compensación la lona está en tensión durante su apertura y cierre. No se forman bolsas ni arrugas.

El montaje y la fijación del toldo veranda se realiza sobre perfiles de aluminio, vigas o listones de madera.

Se resguarda en un cajetín de aluminio integrado en su estructura que protege el tejido y mecanismo de las inclemencias climatológicas.

Este sistema de toldo funciona siempre a través de un motor con interruptor o con mando a distancia.

Se pueden utilizar diferentes tejidos para este sistema de toldo. Pero siempre se recomienda fabricar toldo veranda con tejido Soltis micro-perforado por los siguientes motivos:
– Este tejido nos permite fabricar un toldo de gran tamaño con pocos empalmes, el aspecto es más uniforme y la tensión de la lona mucho mejor.
– Permite la entrada de aire por los microporos, por lo que evita mejor la concentración de calor. Sobre todo si hablamos de una terraza acristalada o un lucernario con techo de cristal abatible.
– No oscurece tanto como otros tejidos no perforados y protege del sol igualmente.
– Al se un toldo motorizado, se le pueden añadir controles climáticos viento o sol-viento para que funcione de forma automática sin estar pendientes del clima.

 ¿Conoces sus beneficios?

Se trata de un sistema ideado para dar sombra y protección a estructuras acristaladas (techos móviles o fijos), terrazas, patios  o jardines. También se instala sobre pérgolas de aluminio y pergolas de madera sin romper su estética.

El toldo veranda reduce notablemente la temperatura interior (sobre todo en las estructuras acristaladas). Aminora el efecto invernadero, genera gran confort y proporciona intimidad.

Es uno de los toldos más robustos y elegantes que se han fabricado hasta el momento, con materiales de gran calidad,  fijación segura, lacado al horno (sin necesidad de mantenimiento con pintura) y tejidos resistentes.

Consulta tus dudas y solicita presupuesto pinchando AQUÍ.